sábado, 13 de marzo de 2010

El Siglo de Oro de la poesía taurina, de Salvador Arias Nieto

Blog de Pedro Montero

Coincidiendo con el apasionado y, a un tiempo, truculento, debate de estos días sobre la fiesta taurina en España, la piel de toro, con el toro de Osborne al fondo y el toro enamorado de la Luna de sonsonete musical, debate que ha originado una clara división de opiniones, pitos y palmas en el Parlamento catalán, unos, que sí y otros, que no, como en La Parrala, con los palcos de autoridades revueltos, mostrando sus pañuelos de SOS al aire los presidentes de las plazas de Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Extremadura, para proteger a la fiesta, declarándola Bien de Interés Cultural, en medio de este batiburrillo de padre y muy señor mío, digo, alcanzo la serenidad justo en el momento en que me llega un magnífico libro taurino: El Siglo de Oro de la Poesía Taurina en España, obra de Salvador Arias Nieto (Santander, 2009). De la mano, todo hay que decirlo, de Manuel Alberto Zoido, "El Niño de Caja Duero", de Badajoz.

Libro realmente extraordinario, el Cossío de la Poesía taurina en las Españas, con 903 páginas en papel especial y una encuadernación que ni los diccionarios de la Real Academia, con estampaciones en oro. Un lujerío bibliográfico en toda regla, editado por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria, volumen que hace el nº 9 de la colección "Tauromaquia (Ensayo y Poesía)" de la nunca bien ponderada Aula de Cultura La Venencia, de Santander. Libro que, subtitulado "Antología de la Poesía Española del siglo XX", contiene una muestra cabal de 486 poemas, pertenecientes a 334 poetas, hasta un máximo de cuatro por autor. Incluyéndose "poemas protaurinos --leemos en las páginas preliminares--, que alaban la fiesta o enaltecen el valor de quienes participan en ella. También los hay rotundamente antitaurinos; otros, en cambio, tienen un carácter predominantemente táurico, pues se centran más en la figura del toro como animal que como elemento del toreo, y son numerosos los que utilizan el tema taurino como recurso alegórico para tratar otros contenidos" (p. XXXVIII).

Ordenado cronológicamente, cuenta con poemas de autores hispanos tan diversos como José María de Pereda, Luis Montoto y Rautenstrauch, Ángel Ganivet, Juan Ramón Jiménez, Eugenio D'Ors, León Felipe, Pedro Salinas, José María de Cossío, Jorge Guillén, José Bergamín, Gerardo Diego, Víctor de la Serna, José María Pemán, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Agustín de Foxá, César González Ruano, Manuel Altolaguirre, Rafael Duyos, Alfredo Marqueríe, Luis Felipe Vivanco, Guillermo Díaz Plaja, Miguel Hernández, Luis Rosales, Federico Muelas, Dionisio Ridruejo, Salvador Espriú, Ramón de Garciasol, Ramón Cué, José García Nieto, Celia Viñas, Rafael Sánchez Campoy, Antonio Aparicio, Mario Cabré, Benjamín Arbeteta, Gloria Fuertes, Leopoldo de Luis, Gregorio Corrochano, Javier de Bengoechea, Luis López Anglada, Fernando Fernán Gómez, José Hierro, Alfonso Canales, José María Requena, Rafael Azcona, Juan de Dios Pareja Obregón, Antonio Murciano, Francisco Umbral, Antonio Gala, Rafael Piedehierro, Javier Villán, Antonio Burgos, Alfonso Ussía, Joaquín Sabina, Antonio García Barbeito, Felipe Benítez Reyes, Carlos Marzal, Carmen Moreno y Rafael Peralta, entre otros más.

Y claro, no podía faltar Extremadura, tierra de toros y de toreros, y, ¡cómo no! de escritores de cuerpo entero, que, entre sus obras, dedicaron su atención a los temas taurinos, como Rafael Sánchez Mazas, José María Valverde, Jesús Delgado Valhondo, Antonio Zoido Díaz, Rufino Félix Morillón, José Miguel Santiago Castelo, José Antonio Ramírez Lozano, Manolo Romero Mancha y José Antonio Zambrano Parra, entre otros también.

El Siglo de Oro de la Poesía Taurina en España cuenta, además, con unos utilísimos Índices finales: de autores y de obras, cronológico, por su procedencia (Comunidades Autónomas) y temático (El toreo, El torero, Toreros, El toro, la Fiesta...), además de una Bibliografía escogida y un vadmecum sobre la metodología seguida, datos estadísticos de interés, los autores, sus profesiones, títulos y premios, etc. Así y todo, yo aconsejo leerse primero la Introducción, un ensayo del autor que pone en contexto autores, temas, estilos y épocas. Con estos epígrafes: Cantabria, eje fundamental de la Poesía Taurina del siglo XX, Los Toros y las Generaciones literarias del siglo XX y Antologías de Poesía Taurina.

Y dejo para el final al autor de esta monumental obra poética, Salvador Arias Nieto (Santander, 1944), licenciado en farmacia, taurino y flamencólogo de pro, a la sazón, presidente del Aula de Cultura La Venencia, una enciclopedia andante el caballero, autor, entre otras obras, de Tauromaquia Lírica. Dinastía Ordóñez (1999), El Siglo de Oro de la Poesía Taurina (2003), así como coordinador y editor de varias colecciones, destacando Tauromaquia Lírica (4 vol.) y Artistas Plásticos del siglo XXI (5 vol.).

Impagable, colegas. Un homenaje en toda regla a la fiesta nacional, y con un par. Por lo que hoy va por ti, "Niño de La Venencia".

http://elavisadordebadajoz.zoomblog.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada