jueves, 25 de noviembre de 2010

Los versos y los toros




TÍTULO: El siglo de oro de la poesía taurina.

AUTOR: Salvador Arias Nieto.
EDITORIAL: Consejería de Cultura de Cantabria.
AÑO: 2010.
PÁGINAS: 910

Lunes, 22 de Noviembre de 2010
 
En estos convulsos días de España en que los toros se han convertido en terreno de pelea política y asunto de pancarta por motivos alejados de la fiesta, de la lidia, de la arena, y de las tardes de miedo y sombras, hacía falta este libro, El siglo de oro de la poesía taurina, una antología de versos españoles sobre los toros en el siglo XX. Porque prácticamente todos los poetas españoles que han ayudado a conformar eso que se llama el alma colectiva, el acervo emocional de la España actual, han escrito sobre la lidia, el vértigo, el toreo a media tarde, el grito apagado, la valentía, la muerte, la composición de hombre y toro para jugárselo todo en los largos veranos españoles.

Salvador Arias Nieto, estudioso y profesor de Historia de la Farmacia, ha coordinado la selección, preparación y edición e ese libro de lujo. De lujo por la cuidada edición, por la selección brillante y plural en la que no faltan poemas contrarios a la fiesta, entre ellos el brillante Díptico español, de Luis Cernuda, por otra parte más brillante que cualquier argumento de taberna catalana para abolir España.

Junto a Cernuda, conocidos y desconocidos poemas y poetas de todos los rincones, porque los toros son parte de cada rincón de España de alguna manera, aunque les pese a algunos, incluida la tan poco taurina Canarias por razones de lejanía y ausencia de ganaderías insulares.

Es notoria, un dato ya conocido aunque tal vez no suficientemente ponderado, la aportación de la generación del 27, uno de cuyos nervios emocionales fueron los toros, las fiestas populares y las metáforas de España en torno al ruedo. Por cierto, que no son pocos los poetas catalanes, entre ellos Salvador Espriu, la brillante musa del catalanismo moderno, mal valorada por los catalanistas, en esta colección.

CANTABRIA Y LA LIDIA

Y Cantabria, patria chica de Gerardo Diego, el más entregado a la poesía taurina, y de José María de Cossío, el gran enciclopedista de la tauromaquia, en torno a cuyas figuras gira toda la teoría de la lidia, en verso y en prosa académica, como centro espiritual, y bibliográfico, del estudio y los versos del toreo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada